Somos orgullosamente rurales

Nos rebelamos contra el discurso de la España vaciada. Vendemos pañuelos para contar nuestra propia historia, frente a la postal urbanita que no nos representa. Aquí somos de posar los pies sobre la tierra, de comidas con los abuelos. Sembramos memoria, miramos al futuro y recogemos verbenas de verano

Lee nuestro manifiesto completo
  • El traje tradicional gallego, colorido y festivo, como base. Volver la vista al pasado para no olvidar las raíces, pero actualizándolas a lo que hoy somos de la mano de Xiana Cobo, ilustradora y diseñadora. Con ella hemos creado una línea de pañuelos orgullosamente rurales, con cuatro guiños de lo que hoy somos, más allá de postales urbanitas. Con telas de proveedores nacionales impresas en Peligros, un pueblo de la Vega de Granada. Sus escenas recorren del trabajo en el campo de las nuevas generaciones (que sí, también apostamos por lo rural); al mandil de las abuelas que nos alimentan cuerpo y alma, pasando por las verbenas donde lo damos todo y terminando con uno de esos somieres que cierran fincas (porque un poco de retranca nunca viene mal). Todos, en seda 100% natural. En 3 vibrantes colores. Y además, 1 euro de cada venta va destinado cada trimestre a un proyecto que tiene su núcleo en el mundo rural. Aquí puedes conocer los que vamos apoyando.